Milonga arisca

(letra y música Sergio Gobi, 2016)



anoche bajó la luna y entre tinto y tinto

me regaló una milonga: que ojalá te crezca

desde el pecho a la salida de tu laberinto


este brotecito moro hijuna gauchesca



de mi barro embadurnada trepó por el muro


como un astronauta airoso ante la lejanía

arrancándose la noche taloneó el oscuro

y encaró hacia el rejucilo cuando amanecía



es una milonga arisca caída de improviso

como fruto e plenilunio por él bendecida

serpentea entre los pieces rasqueteando el piso

y en el filo de la copla da cuerda a tu herida



ya posada en la bordona la fui develando

trajo sombras de memorias como un dios pequeño

y silencios como naves ciegas contrabando

abrojitos en el pelo del mundo del sueño



yendo del mástil al pozo me la fui aprendiendo

ajustándose a mis dedos comió mi comida

pa anidarla a mi garguero le hice unos remiendos

siendo huérfano de cielo me quiso enseguida